Sobre Rut

Una vez, siendo yo niña, le pregunté a mi madre por el origen de mi nombre. Mi madre, que era muy religiosa, me explicó en detalle la historia bíblica de Rut. Me habló de esta mujer que, recién enviudada de su esposo y sin haber tenido descendencia, marchó a Belén con su suegra Noemi, también viuda. Me contó que este personaje del Antiguo Testamento, Rut, tenía un libro y todo y que había sido muy importante porque llegó a ser antecesora de David y de Jesús, y también aclaró que mi nombre en hebreo significa “la compañera fiel”.

Ruth

Por cierto, así se ve mi nombre en Árabe. ¿A que es bonito?

libro-de-rut-4

La escuché totalmente absorta en sus palabras, siempre me han gustado las historias, provengan de la fuente que provengan. Estábamos en la cocina. Sentada frente a la mesa esperaba pacientemente a que ella me pusiese la cena. Justo en el momento en que mi madre terminó de relatar la historia de Rut entró mi hermano mayor con el pecho descubierto y una toalla enrollada a la cintura. Estaba completamente empapado porque acababa de salir de la ducha y no se había secado bien. Como tenía los pies aún mojados y andaba descalzo, resbaló y calló de bruces al suelo. La toalla se le destrabó así que mi hermano quedó completamente desnudo.

Esta fue la primera vez que vi a alguien en cueros. Él no tendría más de doce años pero para mí, que tenía cuatro años menos, era todo un hombre. Cuando mis ojos se posaron sobre ese pecho, sobre esa cintura bien marcada y sobre ese pene que ya había adquirido cierta longitud sentí una especie de aleteo en mi entrepierna, una potente vibración que nunca antes había experimentado. Me pregunté entonces si aquello sería normal y también recuerdo que pensé que tendría que experimentarlo nuevamente, que tenía que explorar en mi cuerpo las potencialidades de aquella emoción tan intensa.

Hoy, casi cuarenta años después, tras dedicar la mayor parte de mi vida adulta a cumplir aquel deseo que tuve de niña al ver a mi hermano desnudo, me pregunto qué libro se escribiría sobre Rut de estar narrado desde mis propias experiencias. ¿Qué historias surgirían de una Rut actual, moderna, libre y llena de vigor creativo?

Como no estoy dispuesta a esperar a que venga ningún hombre a escribirlo, tal y como sucedió con el sagrado “Libro de Rut”, me he decidido a abrir este blog para hablaros de todas y cada una de mis experiencias sexuales buscando quizás experimentar aquella primera emoción ahora transformada en palabras y desde la perspectiva siempre amplia y profunda que da la madurez.

Me dispongo a conseguirlo y si no, al menos, a aproximarme y aproximaros a tod@s a la dulce sensación que deja en nuestros sentidos el lenguaje de lo erótico.

روت

 

7 pensamientos en “Sobre Rut

  1. Saludos desde Hidalgo, México., me ha encantado la forma de describir tan profundas y sinceras emociones, soy cautivo del amor, pasión y la lujuria hacia el sexo de la mujer, y su bella forma de pensar!

  2. Este blog promete emociones inesperadas. Enhorabuena y adelante. Una coincidencia agradable que estuvieses en Ámbito Cultural la tarde de Rosario Valcárcel. Saludos Luis León Barreto

  3. Muchas niñas, viendo a su hermano mayor así habrían sentido tentadas a explorar más de cerca su masculinidad en la primera oportunidad (y muchos hermanos mayores se ofrecerían encantados), ¿no lo hiciste tú?

  4. No respondiste a mi pregunta (un poco pícaro) arriba. La verdad es que creo que muchas personas tienen su primera experiencia íntima de esta forma. No es nada tan anormal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s